Liberación

Inma, de la Corrala Liberación de Alcalá de Guadaíra.

Anuncios

Conde Quintana

Dos fotos de la visita de sevilla report a la Corrala Conde Quintana de Sevilla.


“Donde no hay una experiencia social acumulada y compartida, están todos atomizados”

Jesús Rodriguez / Gregorio Verdugo | Guillermo Barbarov es un tipo que adora la tranquilidad. Este argentino, que lleva siete años en España y no duda al reconocer que vive aquí más tranquilo que en su país, envuelve con su hablar pausado y reflexivo, cadente como una melodía suave y enternecedora. Como si estuviera meciendo las palabras en vez de pronunciarlas.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, se gana la vida sirviendo copas en un bar de la Alameda de Hércules y reparte el resto de su tiempo entre la producción audiovisual y el departir con los amigos. Guillermo difumina su mirada en el vacío cuando le preguntan por algo, como si sólo en la contemplación pausada de la nada se encontrase la respuesta adecuada. Además, tiene la fea costumbre de reflexionar antes de ofrecer una respuesta definitiva.

El día que quedamos para hacer la entrevista del reportaje “Miradas argentinas sobre la crisis española”, publicado en sevilla report, lo hicimos por la tarde, desafiando el impresionante calor de la siesta sevillana en el Habanilla, el mítico local de la Alameda. Allí, bajo las aspas agonizantes de un ventilador asmático, Guillermo fue desgranando una a una las respuestas sobre cuál había sido su experiencia durante la crisis del corralito en su tierra y cómo está viviendo la que actualmente padecemos en este país. La reproducimos aquí completa porque creemos que merece la perna.

¿Cómo describiría la crisis que padece España actualmente?

Vaya pregunta. Yo no tengo herramientas para describir una crisis. Sí para decir cómo la sufro, entonces la describo como una situación lamentable provocada por ineficiencia o tal vez voluntad y como toda crisis durísima y apenado, supongo.

¿Se parece a la que sufrió tu país en 2001?

Entre las dos crisis creo que sí se pueden establecer paralelismos desde el punto de vista de que las dos, a mi entender, son el resultado del agotamiento de un modelo económico, de un modelo de acumulación, que son bien diferentes pero que los dos en este punto han llegado a su culminación. Como ha sucedido históricamente, toda crisis es en definitiva el agotamiento de un modelo de acumulación. En qué se parecen; Argentina tuvo un proceso bastante parecido, a mi entender, al español en el sentido de que Argentina utilizó durante diez años una moneda muy devaluada con la que fue la culminación de un proceso de neoliberalismo en el que uno de los objetivos era someter la economía argentina a las imposiciones del crecimiento para hacer buenos negocios para el capital internacional. El paralelismo que veo con España es que después de pasar de la peseta al euro, España al perder su control de cambios y utilizar una moneda que está un poco por encima de la capacidad de producción del país, era un modelo que a largo plazo podía no funcionar y está visto que no funcionó tampoco. Por eso digo que si hay un paralelismo es que se aplicaron recetas similares con resultados similares.

Leer el resto de esta entrada »


La crisis española vista con ojos argentinos

A medida que la crisis que nos sacude la vida se ha ido apuntando asaltos, la incertidumbre se incrementa con cada noticia de un nuevo recorte que nos retrotrae aún más a un tiempo remoto del que preferiríamos no volver a acordarnos.

Los sucesivos mensajes con los que nos han ido bombardeando desde los atriles del poder, más que tranquilizarnos, han conseguido sumirnos cada vez más en un espasmo de desesperanza y pesadumbre que conduce inevitablemente al desánimo y al abandono de toda ilusión. Esta crisis letal no sólo nos está degradando la calidad de vida. También está dilapidando o defenestrando sin remedio nuestro derecho natural a la esperanza.

En sevilla report nos preocupa sobremanera la forma en que está viviendo en su día a día la gente de a pie esta batería de bofetones alevosos con que nos regalan tras la conclusión del Consejo de Ministros de cada fin de semana y qué podíamos hacer como periodistas que tuviera alguna utilidad, al margen de la puramente informativa, para alguien a la hora de afrontar estos difíciles momentos.

Fue entonces cuando se nos ocurrió la idea de que quizá el narrar las experiencias vividas de otras personas en situaciones más o menos similares pudiera ser una terapia positiva que ayudase a comprender mejor, y por tanto a afrontar con más garantías, lo que está sucediendo.

Así, nos dedicamos a buscar argentinos que hubiesen vivido en sus propias carnes el corralito de su país en 2001 y ahora residen en Sevilla, para que nos contaran sus experiencias y cómo están afrontando esta nueva crisis en un país de acogida. El resultado es ‘Miradas argentinas sobre la crisis española‘, un trabajo realizado por Gregorio Verdugo, Juanjo Cerero, Gabriel Mancera y servidor, y que abre la nueva temporada de publicaciones tras el parón estival. Esperamos que sea de vuestro agrado.


Sevilla hierve, y no sólo por la calor

sevilla report | Movilizarse en Sevilla al mismo tiempo que una ola de calor africano derrite sus calles milenarias debe ser lo más parecido a la antesala del infierno que se conoce. Ayer, con la ciudad bajo los efectos de una flama realmente insoportable y convocados por las centrales sindicales mayoritarias CCOO y UGT bajo el lema “Quieren arruinar al país, hay que impedirlo, somos más”, miles de sevillanos se lanzaron a las calles para expresar su protesta ante los últimos recortes aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Como cada vez que se produce un acto de este tipo, la guerra de cifras no faltó a su cita con los manifestantes, si bien la Delegación del Gobierno se negó a dar datos en esta ocasión y los ofrecidos por los convocantes oscilaban, según la fuente consultada, entre los cincuenta y cien mil asistentes. Lo cierto es que la afluencia fue masiva, con las riadas de personas que fluían a través de las avenidas que rodean al casco histórico de la ciudad desde mucho antes de la hora de inicio.

Este medio, que es dado por norma a dejar las cifras para quienes interesadamente hacen de ellas armamento pesado para la lucha política, sí está en condiciones de afirmar que nos encontramos ante una de las movilizaciones más multitudinarias de las acaecidas en Sevilla en los últimos tiempos.

La crónica completa, con muchas fotos y vídeos, en sevilla report.


La Junta sigue sin pagar las ayudas a la dependencia

sevilla report | Ha pasado casi un mes desde que la Asociación Sevillana de Unidades de Estancia Diurna (ASUED) comenzó el pasado 18 de junio sus protestas frente a la sede de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de la Junta de Andalucía en la avenida de Hytasa de Sevilla. En este tiempo, las 20 empresas y cooperativas que componen han visto cómo otras de distintos puntos de Andalucía se les han ido sumando hasta que en la mañana de ayer se concentraron unas 150 personas de Sevilla, Huelva, Córdoba, Málaga y algunos puntos de Cádiz frente a la sede de la Agencia.

La situación de impago que sufren las unidades de día y las residencias, de la que ya informó en exclusiva sevilla report, se prolonga con los días, a pesar de que desde hace mes y medio los responsables de la Agencia y de la antigua Consejería de Igualdad y Bienestar Social, ahora integrada en la de Sanidad, han incumplido semana tras semana las continuas promesas de que el pago se iba a realizar en los siete días siguientes. A pesar de que hace algo más de un mes se efectuaron los pagos del mes de marzo, la deuda aún asciende a tres meses (abril, mayo y junio), mientras que en el caso del programa de fin de semana para las unidades de día, el cual no está incluido en la Ley de Dependencia sino que es un programa aparte, los impagos se remontan al mes de enero.

La información completa, en sevilla report.


Los impagos en dependencia también afectan a las residencias de Sevilla

sevilla report | Dos cerezos frondosos de hojas cárdenas flanquean la entrada de la Residencia de Mayores Siglo XXI. “Son franceses”, nos cuenta Javier Granado, el director, “dan cerezas cada tres años, y están muy buenas”. Por delante, un amplio y cuidado jardín de casi 40.000 metros cuadrados se ofrece al paseo por entre una amplia variedad de árboles y plantas.

“Ahora tenemos una invasión de abejas”, nos dice mientras nos acompaña al cobijo de las sombra. “Hay dos fincas cercanas que tienen panales y no les ponen el agua que necesitan y cuando regamos el césped y los árboles nos invaden. Hemos puesto un barreño allí, para que se concentren en un solo lugar y no estén por todo el jardín con los abuelos paseando. Es muy peligroso”.

Javier nos señala un barreño de cinc colocado bajo la sombra de uno de los pinos a cuyo alrededor revolotean cientos de abejas que se posan para tomar el agua que necesitan y marchase de nuevo al panal del que provienen. “Hemos ido al Seprona y al Ayuntamiento para que nos den una solución, pero han hecho oídos sordos a nuestras peticiones y hemos tenido que improvisar lo del barreño”.

La Residencia de Mayores Siglo XXI está ubicada en el kilómetro 160 de la carretera de Alcalá de Guadaira a Utrera, en Sevilla. Javier se queja de que la misma desidia que se ha encontrado por parte de la administración con el problema de las abejas se repite con la deuda que la Junta de Andalucía tiene contraída con ellos.

El complejo cuenta con 50 plazas de las que 40 son concertadas. Desde marzo de este año la administración andaluza no les abona las mensualidades, lo que supone ya un montante de deuda de más de 70.000 euros, a unos 25.000 euros por liquidación, ya que la instalación tiene unos gastos fijos mensuales de 35.000 euros. A pesar de ello “a los trabajadores no se les debe nada actualmente, aunque ya hemos mantenido una reunión con ellos para que sean conscientes de la situación que estamos atravesando”.

El resto de la información, en sevilla report.