“Donde no hay una experiencia social acumulada y compartida, están todos atomizados”

Jesús Rodriguez / Gregorio Verdugo | Guillermo Barbarov es un tipo que adora la tranquilidad. Este argentino, que lleva siete años en España y no duda al reconocer que vive aquí más tranquilo que en su país, envuelve con su hablar pausado y reflexivo, cadente como una melodía suave y enternecedora. Como si estuviera meciendo las palabras en vez de pronunciarlas.

Licenciado en Comunicación Audiovisual, se gana la vida sirviendo copas en un bar de la Alameda de Hércules y reparte el resto de su tiempo entre la producción audiovisual y el departir con los amigos. Guillermo difumina su mirada en el vacío cuando le preguntan por algo, como si sólo en la contemplación pausada de la nada se encontrase la respuesta adecuada. Además, tiene la fea costumbre de reflexionar antes de ofrecer una respuesta definitiva.

El día que quedamos para hacer la entrevista del reportaje “Miradas argentinas sobre la crisis española”, publicado en sevilla report, lo hicimos por la tarde, desafiando el impresionante calor de la siesta sevillana en el Habanilla, el mítico local de la Alameda. Allí, bajo las aspas agonizantes de un ventilador asmático, Guillermo fue desgranando una a una las respuestas sobre cuál había sido su experiencia durante la crisis del corralito en su tierra y cómo está viviendo la que actualmente padecemos en este país. La reproducimos aquí completa porque creemos que merece la perna.

¿Cómo describiría la crisis que padece España actualmente?

Vaya pregunta. Yo no tengo herramientas para describir una crisis. Sí para decir cómo la sufro, entonces la describo como una situación lamentable provocada por ineficiencia o tal vez voluntad y como toda crisis durísima y apenado, supongo.

¿Se parece a la que sufrió tu país en 2001?

Entre las dos crisis creo que sí se pueden establecer paralelismos desde el punto de vista de que las dos, a mi entender, son el resultado del agotamiento de un modelo económico, de un modelo de acumulación, que son bien diferentes pero que los dos en este punto han llegado a su culminación. Como ha sucedido históricamente, toda crisis es en definitiva el agotamiento de un modelo de acumulación. En qué se parecen; Argentina tuvo un proceso bastante parecido, a mi entender, al español en el sentido de que Argentina utilizó durante diez años una moneda muy devaluada con la que fue la culminación de un proceso de neoliberalismo en el que uno de los objetivos era someter la economía argentina a las imposiciones del crecimiento para hacer buenos negocios para el capital internacional. El paralelismo que veo con España es que después de pasar de la peseta al euro, España al perder su control de cambios y utilizar una moneda que está un poco por encima de la capacidad de producción del país, era un modelo que a largo plazo podía no funcionar y está visto que no funcionó tampoco. Por eso digo que si hay un paralelismo es que se aplicaron recetas similares con resultados similares.

Leer el resto de esta entrada »


Juan Torres: “El 15M debe ir a la gente, no esperar en las plazas a que ésta venga”

sevilla report | El pasado 15 de mayo, día del aniversario del movimiento 15M, entrevistamos al catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, Juan Torres, en las setas de la Encarnación, el bastión emblemático de los indignados en Sevilla. En una breve charla nos habló de la evolución del movimiento en este primer año, de los retos que éste tiene por delante y de la situación por la que atraviesan España y Europa en estos momentos.


Mónica Oltra: “El voto más útil es aquél que te satisface”

Mónica Oltra, diputada de la coalición Compromís en las Cortes Valencianas, visitó Sevilla el pasado 23 de marzo para apoyar al candidato de Equo a la presidencia de la Junta de Andalucía, Esteban de Manuel, y para participar junto a él en la conferencia ‘Juventud: educación, empleo y democracia’, que se celebró en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla, en el patio de cuyo rectorado se grabó esta entrevista para sevilla!report.


Comienza el congreso de la continuidad en el PSOE

Gregorio Verdugo / Jesús Rodríguez. Mucha expectación en la antesala del plenario del 38 Congreso del PSOE en la tarde de hoy, justo antes del informe de gestión de José Luis Rodríguez Zapatero como secretario general del partido en su último mandato.

Las figuras relevantes del partido, los verdaderos protagonistas, llegaban al cónclave rodeados de ese ya clásico aura de superioridad por encima del resto de los mortales que otorga el sentirse acosados por las cámaras y los micrófonos cada vez aparecen en algún lugar.

Muchas sonrisas y miradas distantes, saludos alejados de la cordialidad que impone la intimidad, sobre todo con los presuntos rivales, y atenciones personalizadas, cercanas, pero bañadas por una pátina de superficialidad rayana con la hipocresía. Estamos en el congreso de un partido político, lo más cercano que se conoce a un pasillo de comedias.

En la previa, algunos militantes nos cuentan que el resultado de este cónclave, en el que la publicidad y los personalismos han estado siempre por encima de las ideas, no es lo más importante, sino que si el partido no logra abrirse muchos de ellos se irán. Planea uno de los peligros que están latentes, la ruptura.

Bajo la parafernalia publicista que ha montado el aparato para recibir a los delegados late la expectación desde la nostalgia que espera el prodigio, como en los viejos tiempos, que levante a una militancia vapuleada por los últimos resultados y por el desánimo y sea capaz de despertar la ilusión perdida entre los entresijos del ejercicio del poder.

Todo el mundo mirando al cielo, suspirando por el milagro que se sabe imposible, sobre todo por las premoniciones negativas que aventuran las noticias que van llegando desde fuera. Esta vez el optimismo habitual se quedó a las puertas del Barceló y da la impresión de que ahora mismo todo el socialismo español está más pendiente de suturar las heridas que producen las severas hemorragia internas que de aportar una verdadera alternativa a la situación del país. Es lo que tienen las crisis programáticas, que primero se intenta ponerles rostro antes que sanarlas con el medicamento adecuado.

El arranque

En este clima de incertidumbre se dirigió José Luis Rodríguez Zapatero en su última alocución como líder del partido a los delegados del congreso. Un Zapatero con el gesto cansado y sin el verbo ácido característico de su oratoria más brillante. Como queriendo imponer de antemano un tono reflexivo a una intervención que es del todo irrelevante de cara a lo que aquí se va a decidir. ¿Acaso hay mejor evaluación para un informe de gestión que lo que determinan con contundencia las urnas?

El ex presidente del gobierno arrancó su discurso expresando su “afecto y respeto profundo” por sus compañeros del partido “de toda su vida”. Justificó el resultado de las municipales y autonómicas de la pasada primavera en la situación que estaba atravesando entonces el país, a pesar de “la brillante gestión que muchos compañeros hicieron en ciudades y comunidades”. La debacle en la generales la achacó a la crisis, aunque reconoció que tardó en verla venir. Un discurso que ya por repetido suena a demasiado cansino.

Para explicar por enésima vez la crisis que, según él, desbancó al socialismo del poder volvió a recurrir al ya habitual paseo por los lugares comunes; el excesivo endeudamiento privado, la pérdida de productividad de la economía española y su abusivo apoyo en la burbuja inmobiliaria y en las especulaciones del sector financiero. Debilidades de una economía “que hemos acabado pagando”, y que sufre como ninguna situaciones externas “que van a seguir condicionándola”.

Las lecciones de una debacle

A pesar de todo, Zapatero confesó que ha extraído tres lecciones tras lo ocurrido desde aquel nefasto 10 de mayo de 2010. Una global; la globalización abocará a una nueva relación de las fuerzas políticas. Otra europea; Europa ha perdido la ambición y la energía por su falta de unidad. Y finalmente una para España; las aspiraciones de bienestar de la sociedad española no vendrán de las políticas aplicadas durante los últimos 25 años.

A partir de este punto, Zapatero entornó su figura hacia el perfil de hombre de Estado que le corresponde asumir a partir de ahora. Manifestó que España necesita con urgencia recuperar “ideales colectivos” y que ha de hacerlo partiendo de su cultura.

Se reivindicó afirmando que las medidas tomadas en 2010 “salvaron al país de ser rescatado” y que tuvieron una enorme repercusión en el resultado del 20N, cosa de la que “era consciente”. Fue entonces el momento cuando reconoció haber tardado en ver venir la crisis. Y lo dijo con el gesto serio, compungido y tenso, como si le molestase tener que hacerlo en ese preciso momento. Un cierto aire de desánimo comenzaba ya a corretear por los surcos de su rostro serio.

Intentó animar a los suyos diciéndoles que “el objetivo del PSOE no es derrotar al PP, sino a la crisis” y que las propuestas socialdemócratas “no sólo están vigentes, sino que se extienden por Europa”. A partir de ahí hizo la ya algo manida retahíla a cerca de las conquistas sociales puestas en marcha, fundamentalmente durante su primer mandato. Algo innecesario puesto que pocos aquí se las discuten.

En los corrilllos, los informadores se preguntaban si su continuas alusiones a los avances en igualdad y la necesidad de seguir profundizando en ella no sería un mensaje velado de apoyo a Chacón. Lo mismo que cuando elogió a Bono, su rival en el anterior congreso, que todo el mundo entendió como una llamada a que no hubiera puñaladas una vez finalizado el cónclave.

En broma, los periodistas comentaban que a raíz de esa alusión reaparecieron los 956 cuchillos que habían desaparecido como por ensalmo de la cubertería del Barceló nada más iniciarse en Congreso. También fueron interpretadas sus continuas alusiones a haber conseguido mantener el partido en la más absoluta independencia como un crítica velada al grupo PRISA.

La despedida

“Aquí termina mi tiempo”. Con esta frase concluyó su última intervención como secretario general, con aspecto de estar muy cansado y de vuelta de casi todo, agradeciendo como obligado la ovación cerrada con que premió el plenario a un discurso mediocre.

En los pasillos ya comenzaba a rumorearse con insistencia que Gaspar Zarrías se estaba afanando en la búsqueda de avales para Antonio Quero, con el objetivo de restarle apoyos a Chacón. Pocos minutos después el representante de la candidatura AQ38 hacía unas declaraciones en las que renunciaba a presentarse como candidato. Tal vez hubo otros movimientos y acabaron por anularse unos a otros. Lo cierto es que ya parece bastante claro que éste no será el congreso de la famosa tercera vía.


Antonio Quero renuncia a su candidatura a la Secretaría General del PSOE

Jesús Rodríguez/ Gregorio Verdugo

Antonio Quero, aspirante a competir por la secretaría general del PSOE, ha anunciado esta tarde que su candidatura “no se producirá en este congreso” y ha denunciado un sistema de avales “con nocturnidad” que imposibilita del todo la “apertura democrática que las bases exigen”.

Poco después de hacer estas declaraciones ha agradecido vía Twitter el apoyo a todos los que han alentado la candidatura AQ38.


Santiago Fernández: «Hoy me levanté y pensé que ya hace una semana que mi tío no está en la tierra»

sevilla!report | A Santiago Fernández lo dejamos asomado a un agujero practicado en la cuneta de una carretera perdida en la Sierra Norte de Sevilla.

Fue el miércoles 23 de noviembre y la sierra mostraba todo su esplendor otoñal bajo los tenues rayos de un sol que jugaba al escondite entre los filos picudos de las montañas. Santiago observada con la ansiedad concentrada en la mirada los trabajos minuciosos del equipo de arqueólogos de la Asociación de la Memoria Histórica de Ponferrada sobre el terreno recién removido.

Bajo esa amalgamada tierra por los contrastes de colores que provoca la mezcla de los minerales y la humedad del arroyuelo que la circunda se encontraban los restos de su tío Nicomedes, un minero que trabajó para la Río Tinto Minera Company Limited y que, una vez tomada Huelva por los franquistas por Queipo de Llano, se escondió en la sierra y se entregó después por el miedo a las represalias de los golpistas sobre su familia allá por 1938. Tenía 33 años y transcurrido un tiempo fue fusilado junto otra persona en esa misma carretera donde ese día sus familiares esperaban, con la ansiedad dibujada en los ojos, la aparición de algún vestigio.

Han pasado diez días desde entonces y nos hemos puesto en contacto con él para entrevistarlo y que nos cuente cómo se ha desarrollado todo el proceso. Esto es lo que nos contó.

¿Cuánto han durado los trabajos de exhumación?
Los trabajos terminaron el viernes de la semana pasada, a media tarde. Han durado cuatro días completos.

¿Cuál era el estado de conservación de los restos?
Los huesos largos están bien. Lo que pasa es que, al ser el terreno tan húmero y al estar recubierto por escombros de la mina, los huesos de las costillas, el cráneo y demás están bastante deteriorados.

¿Se ha llevado a cabo el proceso de identificación?
Estamos esperando. Los restos están en el laboratorio de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) de Ponferrada. El proceso puede durar entre ocho meses y un año. Hasta que no lo hagan y nos den el informe, que es bastante extenso y completo, no sabemos si tendremos que hacer la prueba del ADN o no.

¿Ha encontrado obstáculos por parte de las autoridades?
Hemos sido bastante bien atendidos por las autoridades, fundamentalmente por la autoridad judicial. En cuanto se presentó la denuncia por la aparición de restos se presentó allí la Guardia Civil y el equipo forense del cuerpo. Ha sido un tratamiento muy bueno, maravilloso, muy atento, muy por la labor de recuperar los restos, algo que se consiguió al final.

¿Qué día le entregarán los restos?
Lo que te he comentado antes: creemos que será entre ocho meses y un año. Por lo visto, en el laboratorio hay bastantes restos de la campaña de la ARMH. Entonces, lógicamente, eso lleva un método: empezarán por analizar lo que lleve ahí más tiempo y terminarán por lo último, que serán los restos de mi tío y la otra persona que estaba con él en la fosa. Como esto es todo voluntario depende de la disponibilidad que puedan tener los científicos. Es la parte menos ingrata de pasar. Si tarda seis meses estará muy bien y si tarda ocho también estará muy bien, no pasa nada.

¿Han decidido ya qué van a hacer con ellos?
Los restos de mi tío Nicomedes, cumpliendo la promesa que le hice a mi madre, reposarán ya para siempre junto con los restos de ella, en el cementerio municipal de Osuna. Respecto de los de la otra persona, se está investigando también para que pueda obtener un destino lo más digno posible. Sabemos que la familia de José Sánchez es originaria de Mairena del Alcor y residía en Nerva. Él era también minero y tenía una familia extensa, unos siete hermanos, creo recordar.

¿No hay nadie que haya reclamado los restos de José?
Si no apareciese algún familiar que lo reclamase, el protocolo de actuación en la exhumación de fosas tiene previsto que se haga cargo el Ayuntamiento en cuyo término municipal aparezcan los restos, en este caso el de El Madroño.

¿Cómo van a identificar si son los restos de ese hombre?
Si no aparece algún familiar, se podría probar información que hubiera en la tradición familiar sobre él, y si no se buscaría algún familiar para hacerle una prueba de ADN.

¿Cómo os habéis sentido la familia al recuperar a vuestro paciente desaparecido?
Muy unidos. Todos los sobrinos de nuestro tío Nicomedes, los que estuvimos allí y los que no pudieron estar, estamos muy satisfechos, casi se puede decir que contentos. Satisfechos de que mi tío haya dejado de estar ahí. Hoy ha hecho ya una semana, y hoy cuando me levanté dije: “Ya hoy hace una semana que mi tío no está en la tierra y va a estar en otro sitio con un final digno”.

¿Os anima la experiencia vivida para continuar con la búsqueda de vuestro otro tío?
Sí. Mi tío Benito tenía dos hijas. Yo he hablado con ellas y parece que tienen buena disposición para localizar los restos de mi tío en cuanto puedan. También hay una nieta que está bastante interesada en el tema. Si es factible, lo intentaremos, a ver si podemos conseguirlo también.

¿Tenéis alguna pista de dónde puede estar o algún testimonio que os haya podido indicar algo?
La verdad es que esa investigación está todavía toda por hacer. El dato que sí conocemos es que él murió en el barranco de El Palmitoso. Recibió un disparo en una pierna y murió desangrado. Puede estar en cualquiera de los campamentos de fugitivos que había por la zona. Hay que ir rápido a Nerva y enterarse de alguien que pueda tener noticias de mi tío Benito e intentar saberlo.

¿Qué le dirías a quienes afirman que una cosa así se hace sólo por venganza?
Ese tipo de opinión me parece una barbaridad. Un país que no asume su historia, o que no quiere asumirla, porque le desagrada, argumentando razones de ese tipo, es una sociedad democrática que no está sana. No tiene otra lectura, porque no puede haber miles de personas enterradas en cunetas, en campos abiertos… Esto no es un ejercicio de despecho. Lo que corresponde es que los restos de todos los ciudadanos de un país están destinados a ser enterrados en los sitios que la Ley dicte, que los familiares puedan acceder a su duelo, a llevarle flores y demás. No es una lectura política, sino simplemente un ejercicio de derecho. Un enterramiento fuera del cementerio municipal no deja de ser un hecho delictivo, ilógico incluso. Eso, mientras antes lo solucione la sociedad, antes podremos pasar a dedicarnos a otras cosas. Yo no guardo una gota de rencor a nadie, porque es imposible. La reconciliación sólo es factible si las dos partes que disputan se ponen de acuerdo, son capaces de hablar y dejar el tema solucionado. Cuando se reclama reconciliación de una parte a la otra nada más porque no nos molesten, eso es ficticio y seguirá cerrado en falso.


F. Álvarez-Ossorio: “Es muy cómodo limitarse a explicar los problemas pero hay que ser valiente y dar soluciones”

El número 1 de la lista del Partido Andalucista para el Congreso de los Diputados por la provincia Sevilla en las elecciones del 20 de Noviembre, Fernando Álvarez-Ossorio, sabe donde se mete. No en vano, es profesor de Derecho de Constitucional en la Universidad de Sevilla, y el grupo de investigación al que pertenece es, precisamente, el de Unión Europea y Estado Autonómico. Esto último, el Estado de las Autonomías, y dentro de él, de forma especial, la andaluza, es algo que defiende a capa y espada como candidato andalucista. En las Cortes, ya como representante, pretende continuar con esta labor de defensa de lo andaluz, también consiguiendo apoyos para sacar adelante las propuestas que nos detalla en esta entrevista.

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Entrevista realizada por Gregorio Verdugo y Jesús Rodríguez.