El 1 de mayo en Sevilla con la resaca de la Feria

sevilla report | Esta mañana se presentó soleada y brillante en Sevilla, tras la espectacular granizada y la tromba de agua caída ayer tarde. Una Sevilla luminosa y brillante como pocas, con el regusto amargo en la boca de la resaca de la recién concluida Feria de Abril.

Mala combinación ésta, ya tradicional por otra parte, para el desarrollo de una jornada reivindicativa, que los azares del calendario hacen casi siempre coincidir con las postrimerías cuando no con el corazón mismo de la semana grande de la capital hispalense.

En ese contexto, la fiesta del primero de mayo en Sevilla, el Día Internacional de los Trabajadores, siempre ha tenido que batallar con las dificultades para movilizar a una población que ya lleva como mínimo una semana movilizada y por unos motivos completamente diferentes, cuando no contrarios.

El hándicap de la asistencia, en contraposición a otras movilizaciones similares pero en circunstancias distintas, siempre es en ésta el más difícil de superar, a pesar de que este año, debido al delicado momento por el que atraviesa la crisis que azota al país y la dramática ola de recortes que cada viernes, uno tras otro, viene anunciando el Gobierno a través de las ruedas de prensa tras el consejo de ministros.

Aún así, hoy han acudido a manifestarse alrededor de 18.000 personas, según los sindicatos convocantes (sólo 6.000 según la Policía Local) en un trayecto corto, pero ya emblemático de cualquier protesta que se precie en la ciudad: desde la Puerta de Jerez a la Plaza Nueva, atravesando el corazón monumental de la Sevilla más eterna.

De camino a nuestro encuentro con la cabecera, nos topamos con una concentración de periodistas convocados por la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS) a las puertas del rectorado de la Universidad para integrarse posteriormente en el seno de la manifestación como grupo.

Tras intercambiar impresiones con algunos compañeros y conseguir algún total para el vídeo que hemos elaborado sobre la manifestación, continuamos nuestra marcha y comenzamos a divisar a la gente agolpada en la Puerta de Jerez, aunque eso sí, no en las ingentes cantidades de otras ocasiones recientes.

Ya en la Avenida de la Constitución nos topamos con la cabecera, integrada por diferentes personalidades políticas locales y encabezada por Juan Antonio Gilabert, secretario general de UGT Sevilla, y Alfonso Vidán, secretario general de CCOO Sevilla. Por allí estaban Pepe Caballos, diputado en el Parlamento de Andalucía por el PSOE, y Antonio Rodrigo Torrijos, portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla. También conversamos un rato con ellos para que nos dieran sus impresiones sobre la marcha de la protesta.

Algunos estudiantes que caminaban juntos se lamentaban de la escasez de jóvenes y de la falta de concienciación de la gente para luchar en la calle por lo que les están quitando desde el Gobierno. A esa hora, sobre las 12:49, terminaban de salir los últimos manifestantes de la plaza donde se inició.

En la marcha estaban integrados diferentes y variopintos colectivos, cada uno con sus consignas y reivindicaciones concretas, que se iban sucediendo unos a otros mientras se acercaban a la fachada de la casa consistorial.

Entre ellos vimos, además de a diferentes organizaciones políticas minoritarias, a gente afectada por la crisis de los bancos, grupos de periodistas en paro junto a los convocados por la APS, a los profesionales de Canal Sur con sus cánticos en contra de los despidos, incluso a un peque encaramado a una de las columnas que sostienen las cadenas de la catedral enarbolando la bandera de una central sindical.

En este ambiente, semifestivo y reivindicativo a la vez, con la alegría paralela del reencuentro, de nuevo, entre compañeros expertos ya en estas lides, fuimos conversando con la gente, preguntándole por sus impresiones y sus esperanzas de cara al futuro próximo, hasta concluir en la Plaza Nueva.

Allí, el discurso de los oradores recordó a los parados, la gran lacara de este país y de esta tierra en concreto y a la ingente cantidad de trabajadores inmersos en Expedientes de Regulación de Empleo cuyo futuro ennegrece irremisiblemente con el paso de los días. También hubo palabras para recordar a los periodistas asistentes la cita pendiente del jueves próximo, 3 de mayo, en defensa de un periodismo digno y por la libertad de prensa. En ese instante eran las 13:19 horas de un festivo soleado post Feria y la gente ya comenzaba a girar sobre sus talones y emprender el camino de regreso.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s