Haciendo periodismo

Ayer me encontré en mi twitter con un reply del compadre Jack, en el que me decía:

Sé constante y ve con determinación a por lo que quieres. Suerte.

Esta cita, así, leída al vuelo, suena al típico consejo de libro de autoayuda. Pero entendido en mi (nuestro) contexto, en el del quinto año de la carrera de Periodismo, es más bien el evangelio que hemos de seguir quienes no vemos la profesión como un echar horas en una redacción, sino como un patearse las calles para desentrañar la verdad del mundo.

Estos últimos tres meses me he dedicado a hacer algo que nunca, hasta entonces, había hecho: periodismo de verdad. Ello se lo tengo que agradecer a Jack, que me ha sacado de la dinámica de facultad y prácticas y me ha introducido en la realidad de la calle -ese sitio del cual los periodistas nunca debieron salir, y al que ahora, irónicamente, vuelven en manada-. Él me ha enseñado a desenvolverme en manifestaciones, en marchas, en conferencias, en entrevistas y en muchas otras situaciones.

Especialmente intensa ha sido la última semana, mientras elaboraba, junto al compañero Cerote, un reportaje que, sin duda, es el más delicado e importante de cuantos he realizado hasta hoy en mi corta carrera periodística. Además de los entresijos del contraste de la información -hablar con unos y otros, comprobar documentos, conseguir la opinión y el asesoramiento de expertos-, nos hemos topado con otras dificultades imprevistas que pueden estropearnos parte de los planes que, incialmente, teníamos para el reportaje.

En momentos como éste, cuando apenas tenemos tiempo para respirar, cuando dormimos 20 horas en una semana, cuando tenemos que hacer entrevistas a las ocho y media de la mañana con todo el frío del mundo o cuando nos surgen problemas inesperados, es cuando más importantes son palabras como ésta de Jack, porque nos ayudan a comprender que no podemos cesar en nuestro empeño por conseguir lo que queremos, ya sea una información concreta o llegar a ganarnos la vida con el reporterismo de calle. Que hay que echarle huevos, a todas horas.

El periodismo de verdad, ése sentido y no de bocación (vocación de boquilla, que diría Juan), ese periodismo encarnado en y a través de uno mismo, ése de contar historias, es un oficio muy sufrido. Si no estás dispuesto a renunciar a la comodidad de las ocho horas de redacción, de las ruedas de prensa, de los teletipos de copiar y pegar, está claro que no es lo tuyo. No te preocupes: siempre tendrás el funcionariado.

Pero si de verdad sientes que hay algo más allá de las cifras y las declaraciones, si realmente crees que la verdad del mundo está ahí fuera y no en un gabinete de comunicación o en la web de Europa Press, si tienes claro que el periodismo es tu sueño y que ese sueño está tejido con retales que son las historias que te quedan por contar, no lo dudes: coge la cámara y la libreta, y échate a la calle. Te saldrán callos en las manos y cebaduras en los pies, pero no tengas miedo: es divertidísimo. Seguramente nos encontremos por ahí. Salúdame si me ves. Hasta entonces, como dice Jack, mucha suerte.

Anuncios

18 comentarios on “Haciendo periodismo”

  1. cerote dice:

    Este artículo me ha tocado. Me has impactado. Y que conste que el hecho de que acabo de llegar de fiesta no tiene nada que ver :D

    Me parecen muy bonitas las palabras de Jack Daniels, un tío cojonudo a quien estoy encantado de haber conocido recientemente. Nunca es tarde si la dicha es buena. Y también me ha encantado conocerte un poco más a ti, Jesu, porque me he dado cuenta de que somos muy muy parecidos. Tienes los mismos intereses que tengo yo, y aparte, he aprendido que también es bonito trabajar en equipo.

    Esta semana ha sido muy intensa, pero ha sido la más fructífera de todas las semanas que llevo de carrera, y llevo ya 5 años. Espero que no sean en vano, y que sirvan para resolver las injusticias que añun vivimos hoy día.

    No me importaría en absoluto repetir experiencias con vosotros.

  2. Cristina R.B dice:

    Antes de nada felicitarte por tu post y agradecerte estas palabras porque, aunque no lo creas, viene bien leer esto a las personas que nos encontramos en tu situación.
    Yo también estoy en quinto de periodismo, y con las mismas sensaciones que tú. Hasta este verano no me había animado a hacer prácticas. El panorama no ha sido muy favorable en los últimos años y admito haberme quedado dormida en esa teoría periodística que se repite año tras año y que luego no sirve de nada en la vida real.
    Desde que decidí salir a la calle y empezar a hacer currículum todo ha cambiado, esa vocación de la que hablas volvió a salir y ahora tengo más ganas que nunca de seguir y seguir trabajando en esto pero…me queda la duda de qué pasará cuando acabe, cuando ya no hayan prácticas que hacer y tenga que ir de sitio en sitio presentándome. Hasta que lo sepa, como dice Jack, sólo queda la constancia y seguir haciendo lo posible por hacernos un hueco en esta dura pero bonita profesión.

    Que vaya bien!

  3. […] Haciendo periodismo sinfuturoysinunduro.com/2010/01/24/haciendo-periodismo/  por Naruedyoh hace 2 segundos […]

  4. marco dice:

    Todos los estudiantes de periodismo tienen que terminar un artículo como lo empiezan? Desde que leí lo de jack en la 1ª frase, fui al final del texto y… ahí está!
    El recurso está ya demasiado visto :(

  5. Vans dice:

    Hola. Además, hay muchos medios de comunicación que están permitiendo actualmente que los periodistas de vocación cuenten sus historias, dándoles incluso relevancia y espacio destacado como si de firmas de la casa se tratara. Es el caso de Qué.es, que actualmente tiene una versión en pruebas y que dentro de aproximadamente un mes sacará su web total exprimiendo al máximo estas posibilidades. ¿Cómo? Destacando los mejores blogs en portada de la misma web con la foto y nombre del autor, publicando fragmentos en papel, enlazando los blogs al mismo nivel que la noticia que en ese momento está publicada…. Si queréis más información, dirijiros a genteque@que.es

    ¡Saludos y ánimo!

  6. unapao dice:

    Bueno,que texto más a pelo para la situación del periodismo en general y la de los “a punto” de terminar en particular. Y además como toca, animando, contando el disfrute de una actividad, calibrando y quedándose con las cosas buenas, que es lo que realmente hay que hacer, en lugar de tanto lloriquear,que parece que es una actividad más que extendida en los últimos tiempos entre el español medio.
    Enhorabuena y gracias por rescartarnos un poquito el espíritu, Jesu.:)

    Por cierto;aprovechemos que somos la generación (creo) que más recursos tiene, y más baratos le salen, para trabajar de la manera de tú explicas, y no comernos tanto titular de agencias. Es nuestro momento, solo hay que saber aprovecharlo.

  7. Gemma dice:

    Aay…el comentario de “unapao” de arriba es mío,que he entrado con la dirección de otro blog y me cambia el nombre de usuario…En fin.

    Por cierto,aprovecho que vuelvo a escribir, marco, todos tenemos errores de estilo y todos tenemos coletillas y costumbres por pulir. En mi opinión a Jesu no se le puede reprochar ser un tipo manido ni poco original, precisamente. Y además, para mi, el hecho de cerrar repitiendo dos palabras que aparecen en la entrada, tiene bastante fondo. Porque la verdad es que, además de mucha vocación y ganas, también vamos a necesitar mucha suerte. Sin olvidar que, al final, la suerte se le labra uno mismo. ¡Saludos!

  8. eraser dice:

    ja, ja , ja …. lo de bocación… al alma compare…;-)

  9. […] Entrada completa en Sin futuro y sin un duro. […]

  10. Socio, estás que te sales. Y lo que yo estoy disfrutando viéndote así.
    Un abrazo.

  11. Esther dice:

    Da gusto leer un artículo así, porque, la verdad, estaba empezando a ver anodino el Periodismo, en quinto curso, con sólo 28 créditos que me faltan para que me den el trozo de cartulina -que tanto cuesta, no le quitemos valor- que certificará que soy “periodista”. Me estaba empezado a sentir culpable.

    Culpable porque me gusta irme con la libreta Guerrero, que es algo más barata que las Enri ahora en tiempos de crisis, y la cámara de fotos destartalada a ver si, por esas casualidades, encuentro algo que contar por ahí. Pero para qué salir a la vuelta de la esquina, aunque sea a preguntar o para ver algo in situ, si el gabinete de comunicación te lo va a enviaá en helvetica, justificado y letra 12.

    Y es ahí cuando el periodismo se aleja del ciudadano, que al fin y al cabo es su sujeto. Y cuando pierde matices y el contrastar que lo hace auténtico. Cuando deja de ser periodismo, y pasa a ser un refrito de agencia. Un plato insípido, que no deja de saber igual que todos los demás.

    Jesu, no te voy a decir que la cosa esté fácil, y que no sepáis ya. Pero, a Dios rogando y con el mazo dando en esto del periodismo, que sí, que depende bastante del factor “suerte”.

    A divertirse toca! ;)

  12. Jesu dice:

    Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios. Me alegran muchísimo y me animan a seguir con todo esto, sobre todo si veo que os han animado tanto y que os han insuflado tanto ánimo. Es lo que más alegría podría darme.

    Poco os puedo decir que no os haya dicho ya en la entrada. Tan sólo me queda daros muchos ánimos para que sigáis adelante no sólo con el periodismo, sino también con todo lo que os propongáis.

    ¡Un abrazo a todos! :)

    PS. Gemma, muchas gracias por defender mi forma de escribir, jajajaja. ;)

  13. Jesu dice:

    Bueno, Marco, no seré yo quien defienda mi forma de escribir, porque ya lo ha hecho más abajo Gemma.

    De todos modos, te diré que hay otras costumbres más manidas en la escritura, no sólo periodística. Desconozco lo que harán otros periodistas, pero yo la estructura estrictamente circular no suelo usarla mucho (que recuerde, sólo en este post). No sólo es porque no conviene abusar de ella (como de cualquiera), sino porque hay que saber cuándo usarla puede ser verdaderamente efectivo e impactante (caso ante el que nos encontramos).

    Un saludo, y gracias por tu comentario.

  14. Patricia dice:

    Siempre viene bien que te deseen suerte, que te recuerden el por qué de la VBocación… Gracias.

  15. Javier dice:

    Te doy toda la razón.
    Por eso, siempre me ha gustado el antiguo periodismo donde las simples crónicas de sociedad eran autentica literatura.
    Mucha suerte.

  16. Mimi dice:

    No negaré que me ha encantado el post. Me ha recordado a otros tiempos, hace quince años, cuando estaba casi en vuestra misma situación. No os quiero quitar la ilusión ni las ganas, ni muchísimo menos. Pero con el tiempo las personas cambian, las necesidades varían y cuando patear la calle y buscar esa ‘verdad’ de la que habla el post se convierte en algo tan mal pagado (a veces, directamente, no-pagado) y la mayoría de las veces, ni siquiera reconocido, las cosas cambian.
    Cuando uno empieza a hacerse mayor y los padres ya no están ahí para pagar las facturas y mantener la casa (en el más amplio sentido de ‘mantener’, que también contiene actividades tan poco románticas desde el punto de vista periodístico como quitar los kilos de pelusas que se amontonan en los rincones, lavar la ropa o proporcionar alimento para la prole) cuando todo eso ocurre, digo, entonces el trabajito de ocho horas en la redacción o en un gabinete de prensa dejan de parecerle a uno una deshonra para la profesión. No es tan emocionante, pero se puede hacer también un buen trabajo en otros puestos y otros ámbitos de la comunicación. Depende de vosotros. Suerte y ánimo.

  17. Bukowski dice:

    Zas, en toda la boca.

  18. Gemma dice:

    Yo solo sé una cosa que es una gran verdad; si quieres, puedes. Y es algo muy aplicable a esta profesión (vbocación) y a nuestra situación.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s