En la línea general

El PSC ha presentado su nuevo cartel de campaña, de cara a las elecciones del próximo 9 de marzo. El resultado es el siguiente:

Cartel PSC

Todo el mundo comprenderá, a estas alturas, y después del terremoto en el seno del Partido Popular, lo que estas figuritas matrushka representan, y el significado que conllevan. El cartel, dicho sea de paso, es ingenioso. No obstante, como podemos ver, lo único que tiene que ver con el PSC es el fondo de color rojo.

El secretario de Organización del PSC, José Zaragoza, ha explicado el objetivo de esta campaña:

“Se trata que la gente tenga claro que detrás de Rajoy están los de siempre y está Aznar”.

Las preguntas que cabría realizar tras ver el cartel y tras esta afirmación de Zaragoza es si realmente los catalanes (y, por ende, los españoles) necesitamos que los partidos nos estén recordando continuamente lo que sucede el partido de la acera de enfrente. ¿Acaso no estamos ya suficientemente informados a través de unos medios cada vez más politizados (que no ideologizados, ojo a la diferencia)? Supongo yo que los españoles tenemos aún un mínimo de inteligencia y de sentido del análisis y la crítica como para saber perfectamente qué es lo que se cuece en uno y otro lado, y a quién hemos de votar o no. A mí, desde luego, me sienta como un insulto que me tengan que llevar de la manita y que me digan: “Mira: PP malo; PSOE bueno”.

En realidad me contradigo con lo afirmado anteriormente, porque la verdad es que hay un importante sector de la población de nuestro país que aún necesitan que los partidos se manifiesten de esta forma, y la culpa en parte de este problema es de tales personas, ya que no sólo no tienen capacidad para juzgar tal o cual hecho (o declaración, o persona…), sino que además solicitan a las formaciones políticas este tipo de ataques, que lo único que hacen es minar la estima del elector concienciado y crítico hacia la política, los partidos y sí, la democracia. Aunque de esto ya hablaré más adelante.

A lo que me vengo a referir, sin salirme más del tema, es que el PSC se ha vuelto a apuntar a la tendencia que venimos sufriendo en la política desde hace ya demasiados años. Ya los políticos no se conforman con hacer promesas absurdas y, a menudo, de difícil -por no decir imposible- realización, sino que ahora lo que es políticamente correcto -que a menudo es lo más humana o lógicamente incorrecto- es insultar al de enfrente, y tomar dicho insulto como bandera de la campaña propia.

Mejor, señores del PSC, preocúpense de ofrecerles a los ciudadanos -no a los electores, sino a los ciudadanos- un programa en condiciones, y traten de solucionar sus problemas, que es para lo que ellos van a elegirles. Y no para que se entretengan en mirar a la ventana del vecino de enfrente.

Recuerden que el que se ríe del mal del vecino, lo suyo viene de camino.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s