La maravillosa SE30

Magnífico artículo de Romualdo Maestre en el ABC de Sevilla, denunciando la pésima situación en cuanto a infraestructuras que tenemos que padecer los sevillanos, en los albores de lo que Monteseirín se empeña en denominar Segunda Modernización de Sevilla, pero que al fin y al cabo no es más que otro cúmulo de proyectos que al final seguro que acaban siendo víctimas del olvido, la falta de responsabilidad y el despropósito de los responsables municipales.

En realidad todos sabemos que la SE30 es una obra del mayor calibre chapucero (al igual que muchas de las que hay en la ciudad), pero de vez en cuando hay que decir las cosas claritas y refrescarles las ideas a “nuestros” gobernantes (y también al resto de candidatos). He aquí el artículo íntegro:

A 40 POR LA SE30

Desde el centro de Alcalá de Guadaira a la Plaza de Cibeles en Madrid existen cuatro semáforos, los que se encuentran al abandonar la M-30. Pero si se parte del mismo punto y se dirige al puente de El Alamillo tendrá que pasar por catorce en la S-30. Y esa es la vía que circunvala Sevilla y el «pulmón» del tráfico hispalense.

Hay que pellizcarse para darse cuenta de que lo que está viendo es una realidad y no una broma de los santos inocentes, cuando a la altura de El Vacie aparecen prohibiciones de circular por la vía rápida de la capital a más de ¡40! kilómetros por hora en tramos largos y rectos. Menos mal que la Guardia Civil es comprensiva y no se le ha ocurrido poner allí un radar, porque en un par de horas tendría la cuota de multas de todo el mes.

Hablar de la S-35 y la 40 sin haber cerrado el anillo de la 30 es un insulto a la inteligencia. Es como proponer a una comunidad de vecinos que tiene goteras en el tejado instalar paneles solares de última generación para la ducha del portero.
Radio 5 Todo Noticias, de Radio Nacional de España, da un parte a y cinco y a menos veinticinco todas las horas, que informa en directo del estado del tráfico en todo el país. Pues bien, siempre en las horas punta, para vergüenza y escarnio de nuestros responsables políticos, la S-30 de Sevilla está más abonada que su Feria de Toros en abril.

¿Es que acaso no estaba previsto en la primera modernización de Andalucía acabar con este caos que roba más horas de trabajo y descanso que todos los derbys juntos? ¿O es que hay que esperar a la segunda?

Si las comparaciones son odiosas, aquí va una para ver si reaccionan aunque sea por puro rubor: durante el mandato del alcalde Alberto Ruiz-Gallardón en Madrid (del Partido Popular y con el Gobierno central en su contra) la principal arteria de Madrid, la M-30, se ha remodelado y mejorado en 20 tramos. Bien es verdad que ha sido la obra más compleja y cara acometida jamás por un Ayuntamiento, pero hay están los resultados. Nosotros nos contentaríamos con que simplemente cierren lo que por desidia o falta de previsión dejaron abierto.

Anuncios

2 comentarios on “La maravillosa SE30”

  1. FeRnAn dice:

    Lo de los 40 Km/h lo tengo comprobado siempre que voy a casa de mi novia, todo el mundo va casi el doble de rápido por allí, y ahí está la puta señal de los 40.

  2. Jesu dice:

    Y yo pude comprobar varias veces en los días anteriores, cuando tuve que ir al aeropuerto, lo mal que está esa parte. Parece más una calle de un barrio de la ciudad que una ronda de circunvalación. ¿Cómo es posible que allí haya semáforos? ¿Conocían los ingenieros que diseñaron la SE30 la existencia de pasos elevados e inferiores?

    Además de ello, toda el tramo de la Ronda Norte que bordea el Alamillo, San Jerónimo y el Polígono Norte, justo antes de llegar a la zona de El Vacie (donde están los semáforos), está cuajado de rotondas, con salidas a La Rinconada, Alcalá del Río, Brenes, y el resto de pueblos de la zona. No entiendo cómo puede llegar a haber hasta 7 rotondas (con la correspondiente limitación de velocidad a 40 km/h) en plena ronda de circunvalación catalogada como autovía (velocidad mínima = 60 km/h).

    Todo ello por no hablar de la salida de Tablada y Los Remedios, que es un auténtico espectáculo.

    En fin, viendo todo esto, uno acaba pensando que el 92 nos dejó, al fin y al cabo, más miseria que gloria.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s